Escalas musicales

¿Qué es una escala musical?

Una escala es un conjunto organizado de notas. La organización de las notas de una escala la determinan los intervalos que las separan entre sí. Existen diferentes tipos de escalas, cada uno con su patrón de intervalos de separación entre notas.

Por ejemplo, el patrón que siguen las escalas que llamamos mayores es de: un tono entre su primera y segunda nota; otro tono entre su segunda y tercera; de un semitono entre su tercera y cuarta; y sucesivos intervalos de tono, tono, tono y semitono hasta completar la escala de ocho notas.

La escala de do mayor, por ejemplo, se forma siguiendo ese patrón con las notas C, D, E, F, G, A, B.

Escala de do mayor.

Las escalas se nombran por tanto en función de la nota en la que comienzan y el tipo de patrón de formación que tengan. La escala de do mayor es una escala con el patrón de formación de las escalas mayores que comienza en la nota do.

En este vídeo puedes ver la disposición en el piano de todas las escalas mayores:

 

Cada acorde con su escala

En el ámbito de la armonía moderna se identifica cada acorde dentro de una pieza musical con una determinada escala. Esto facilita las tareas de improvisación, composición y comprensión de la armonía. La escala que se asigna a un acorde depende de la función que el acorde desempeña dentro de la progresión armónica.

Un acorde puede variar su función tonal según el contexto armónico en el que se encuentre. Un Cmaj7 como tónica de la tonalidad de do mayor no suena igual que como cuarto grado en sol mayor. La escala de ambos acordes es diferente siguiendo ese cambio de función.

 

Los modos griegos. Las escalas de los acordes tonales.

Los acordes tonales tienen como escala la de la tonalidad a la que pertenecen. Por ejemplo, el acorde D-7 en la tonalidad de do mayor tiene como escala C D E F G A B, la escala de do mayor. Ahora bien, el orden de las notas varía.

La escala de cada acorde tonal será la de la tonalidad a la que pertenece, pero iniciada y acabada en la nota tónica del acorde. Es decir, para D-7 en la tonalidad de do mayor, la escala será realmente D E F G A B C.

Hemos reordenado las notas de la escala de do mayor para comenzar por la nota D, tónica del acorde de D-7.

Cada una de estas nuevas escalas, que no son en realidad más que escalas mayores comenzadas en diferentes puntos, recibe un nombre. Son los modos griegos: jónico, dórico, frigio, lidio, mixolidio, eolio y locrio.

Veámos como ejemplo los modos griegos en la tonalidad de do mayor.

JónicoCDEFGAB
DóricoDEFGABC
FrigioEFGABCD
LidioFGABCDE
MixolidioGABCDEF
EolioABCDEFG
LocrioBCDEFGA

De esta forma, cuando en un fragmento musical en do mayor aparezca el acorde E-7, su escala será el modo frigio; es decir, las notas E F G A B C D.

Se utiliza en ese momento el modo frigio para improvisar, crear melodías si componemos y, en general, como escala de creación de material melódico para ese acorde.

En este vídeo puedes comprobar la disposición de los modos griegos en la tonalidad de do mayor:

 

Escalas de los acordes de la tonalidad menor.

Los acordes de la tonalidad menor llevan por escala los modos griegos al igual que los de la tonalidad mayor con la excepción del acorde de dominante. El orden de los modos será diferente, organizados siguiendo la disposición de las notas de la tonalidad menor. Por ejemplo en la tonalidad de la menor:

EolioABCDEFG
LocrioBCDEFGA
JónicoCDEFGAB
DóricoDEFGABC
Mixolidio b9,b13.EFG#ABCD
LidioFGABCDE
MixolidioGABCDEF

Como sabemos en la tonalidad menor se aplica una alteración sobre la tercera del acorde del quinto grado para que sea un acorde dominante. Esta alteración debemos tenerla en cuenta en su escala del momento también.

Para formar por ejemplo la escala del momento del acorde E7, dominante en la tonalidad de la menor, deberemos aplicar la subida de medio tono a la nota G. Resulta así la escala: E, F, G#, A, B, C, D.

El nombre de esta escala usada en la dominante de las tonalidades menores es mixolidio b9, b13. El término hace referencia a la cualidad de dominante de su acorde y a las tensiones que podemos aplicarle.

Escalas de los dominantes secundarios

Las escalas de cada uno de los dominantes secundarios de una tonalidad se deducen del principio de que estos dominantes no son más que pequeñas modulaciones no resueltas.

Al buscar escala para los dominantes secundarios pensaremos en ellos como dominantes normales de tonalidades mayores o menores, en función del tipo de acorde al que resuelvan.

En cada tonalidad existen 5 dominantes secundarios: los que resuelven sobre el II, III, IV, V y VI grado de la tonalidad.

  • Los que resuelven sobre el II, III y VI grado resuelven sobre acordes menores.
  • Los dominantes secundarios del VI y V grado resuelven sobre acordes mayores.

Los dominantes secundarios que resuelven sobre acordes mayores

Cuando resuelven sobre acordes mayores, los dominantes secundarios llevan como escala el modo mixolidio. Es decir, nos imaginamos que el dominante secundario está actuando como dominante normal o quinto grado de la tonalidad para la que el acorde de resolución es tónica.

Por ejemplo, en la tonalidad de do mayor, un C7 que funciona como dominante secundario de Fmaj7, lleva como escala del momento do mixolidio. Pensamos en C7 como si estuviese actuando como dominante normal (V grado) en la tonalidad de fa mayor.

 

Los dominantes secundarios que resuelven sobre acordes menores

La escala de los dominantes secundarios que resuelven sobre acordes es la mixolidia b9,b13. Pensamos en ellos como dominantes de la tonalidad para la que el acorde de resolución es tónica.

Por ejemplo, en la tonalidad de do mayor, un A7 que funciona como dominante secundario de D-7, lleva como escala la mixolidio b9,b13. Pensamos en A7 como si estuviese actuando como dominante en la tonalidad de re menor.

 

Escalas de las cadenas de dominantes

La escala genérica para los dominantes que la integran es el modo mixolidio. Podremos, de todas formas, cambiar la escala de alguno de ellos para conseguir diferentes sonoridades. Trataré este tema en el capítulo sobre rearmonización.

El último dominante de la cadena lleva por escala del momento la que corresponde a la función que desempeña en la tonalidad.

Por ejemplo, un acorde C7 en una cadena de dominantes formada por E7, A7, D7, G7, C7, Fmaj7 en la tonalidad de do mayor, lleva como escala el modo mixolidio. Resuelve a Fmaj7, cuarto grado de la tonalidad, como dominante secundario que resuelve en un acorde mayor.

En cambio, si la cadena de dominantes acabase en A7 para resolver a D-7, es decir: B7, E7, A7, Dm7 por ejemplo, la escala del acorde A7 sería mixolidio b9b13. El acorde A7 resuelve a D-7 como dominante secundario que resuelve en un acorde menor y se aplica por tanto sobre él la escala pertinente en ese caso.

Si el último acorde de la cadena resuelve como sustituto tritonal a un acorde de la tonalidad, llevará la escala lidio b7. Cumple su función normal de sustituto tritonal y por ello lleva la escala típica de éstos.

Ej. D7, G7, C7, F7, Bb7, Am7. El acorde Bb7 lleva la escala lidia b7; resuelve como sustituto tritonal sobre A-7.

 

Los modos de la escala menor melódica

La escala menor melódica, al igual que la escala mayor, tiene modos. Cada uno de sus modos se genera al comenzar la escala menor melódica desde una de sus notas.

Además, cada modo tiene en su estructura implícito un acorde, que toma por tónica, tercera, quinta y séptima la primera, tercera, quinta y séptima notas del modo respectivamente. El uso práctico del modo dependerá de ese acorde en su estructura.

Tomaremos como ejemplo la escala menor melódica de la.

 

El primer modo, la propia escala menor melódica

El primero de los modos es la propia escala menor melódica: A, B, C, D, E, F#, G#. El acorde propio de este modo es un acorde menor con séptima mayor, formado por las notas A, C, E, G#.

Podemos usar la escala menor melódica sobre acordes menores con séptima mayor como nos indica el acorde presente en su estructura.

 

El segundo modo de la escala menor melódica

Si comenzamos a tocar la escala menor melódica de la desde su segunda nota, B, generaremos el segundo modo. Las notas que forman su acorde propio son B, D , F# y A; un acorde de B-7 en su conjunto. Aunque el acorde sea un X-7 esta escala suele usarse como vehículo de improvisación sobre acordes dominantes. Pensamos en ese B-7 más como un B7sus, es decir, tenemos en cuenta las notas B, E, F# y A de la escala para su formación.

Podemos usar esta escala allí donde exista en su origen un acorde dominante para interpretarlo como X7sus con la tensión b9 añadida, que forma parte de la escala. En total el cifrado para este tipo de acorde es X7susb9. La b9 en nuestro ejemplo corresponde con la nota C.

 

El tercer modo de la escala menor melódica

El tercer modo es el que emplea la nota C como nota de inicio. El acorde que se forma en su estructura inferior es un acorde XMaj7#5, en nuestro caso Cmaj7#5.

Podemos utilizar este modo de la escala menor melódica sobre acordes mayores con la séptima mayor y la quinta aumentada.

 

El cuarto modo de la escala menor melódica. La escala lidio b7.

El cuarto modo de la escala menor melódica es el también llamado lidio b7. El acorde que forman sus notas 1, 3, 5 y 7 es un acorde dominante (X7).

Es la escala que corresponde a los sustitutos tritonales. En nuestro caso D7. La quinta nota del modo, G# en nuestro caso, supone una tensión añadida al acorde dominante, la tensión #11.

 

El quinto modo de la escala menor melódica

El quinto modo de la escala menor melódica tiene también un acorde dominante en su estructura, E7 para nuestro ejemplo.

 

El sexto modo de la escala menor melódica, el locrio#2.

El sexto modo de la escala menor melódica es también llamado locrio#2. El nombre proviene de la diferencia que tiene en el segundo grado respecto al modo locrio.

Lo podemos usar en contextos donde el modo locrio puede usarse. Su acorde es un semidisminuido (X-7b5). En nuestro caso F#-7b5.

Al usar el locrio#2 sobre acordes semidisminuidos les añadimos la 9 como tensión disponible.

 

El séptimo modo de la escala menor melódica, la escala alterada.

El séptimo modo de la escala menor melódica es la llamada escala alterada. El acorde que surge de su 1, 3, 5 y 7 nota es un acorde dominante.

Lo podremos usar en acordes dominantes para generar tensiones añadidas.

La escala alterada añade la posibilidad de tocar las tensiones b9, #9, #11 y b13 sobre un acorde dominante.

 

Escalas pentatónicas y escalas de blues.

Escalas pentatónicas

La escala pentatónica en su origen es una escala formada por cinco notas como su nombre indica. Existen muchos tipos de escalas pentatónicas. Los más usados son los siguientes:

La escala pentatónica mayor

Se corresponde con una escala mayor a la que se le han sustraído el cuarto y séptimo grados, es decir, el tritono. La escala pentatónica de do mayor, por ejemplo, es la formada por las notas C, D, E, G, A. Igual que la de do mayor pero sin las notas F Y B.

La escala pentatónica menor

Es como una escala menor a la que se le ha quitado el segundo y séptimo grados, es decir, el tritono. La escala pentatónica de la menor es por tanto la formada por las notas A, C, D, E, G.

 

Escalas de blues

Las escalas de blues parten de las escalas pentatónicas mayor y menor para su formación. Existen por tanto dos escalas de blues que se llaman respectivamente escala de blues mayor y escala de blues menor.

La escala de blues mayor

Añade la nota situada entre la segunda y tercera notas de la escala de pentatónica mayor. A esta nota se la denomina blue note, nota azúl en inglés. Le aporta su sonido característico. La escala de blues mayor de do, por ejemplo, es la formada por las notas C, D, D#, E, G, A. Es ampliamente utilizada en la improvisación en géneros como el pop, rock, blues.

La escala de blues menor

Añade la nota situada entre la cuarta y quinta notas de la escala pentatónica menor. La nota añadida es de nuevo denominada blue note. Los usos de esta escala son similares a los de la escala de blues mayor. La escala de blues menor de la es, por lo tanto, la formada por las notas A, C, D, D#, E, G.

Es interesante observar como la escala de blues menor no es en definitiva más que un modo de la escala de blues mayor.

 

 

Compartir esta entrada