Blues

Esta entrada trata el blues como género musical desde el punto de vista técnico; armónico, teórico, a nivel de improvisación, etc.

Definición

Primeramente definamos a qué nos referimos cuando hablamos de blues. Debido a que es un género muy versátil, creo que está bien definir las características que se mantienen en todas sus variantes antes de tratarlo en profundidad.

El género se caracteriza por tener una estructura fija de doce compases, por estar basado en el uso de tres acordes dominantes como pilares de su estructura armónica (el I7, IV7 y V7) y por ser un género modal y no tonal.

Desarrollemos a continuación cada una de las características básicas anteriores.

 

Características comunes a todo blues

Estructura de doce compases

La estructura de doce compases de un blues es común a todas las variantes y evoluciones que el género ha experimentado a lo largo de los años, desde sus orígenes a principios del siglo XX.

La estructura se divide a su vez en tres pentagramas de cuatro compases cada uno, identificados con tres frases características de la letra que contiene cuando es cantado además de tocado.

Esta es la estructura básica de todo blues expuesta en una tabla de compases según sus tres frases características:

Primerafrasehastaaquí
Segundafrasehastaaquí
Tercerafrasehastaaquí
Estructura básica del fraseo del blues.

De aquí pasamos al siguiente de los puntos expuestos antes, el uso de los tres acordes dominantes.

 

El uso de acordes dominantes

Los acordes I7, IV7 y V7 se organizan también de una manera homogénea en todos los casos de blues. Especialmente en ciertos compases.

I7%%%
IV7%I7%
V7%I7%
Estructura armónica básica del blues.

El acorde I7 Siempre ocupa el primer compás de la progresión y el onceavo.

El acorde IV7 ocupa el compás quinto.

El acorde V7 o una estructura armónica que lo involucre ocupa el noveno compás.

 

La cualidad de ser modal

El blues se identifica como música modal y no tonal. Esto quiere decir que no responde a las relaciones armónicas de la tonalidad musical; sino que responde a las de un determinado modo, en concreto el modo mixolidio.

Cada uno de los cuatro acordes se identifica con su escala mixolidia. Por ejemplo, en un blues en C, El acorde C7 lleva la escala do mixolidio, el acorde F7 lleva a su vez fa mixolidio y el acorde G7, sol mixolidio.

C7%%%
F7%C7%
G7%C7%
Estructura armónica básica del blues en C.

Aunque esta sea la estructura armónica base, es tan típica la improvisación con escalas pentatónicas en el género, que eclipsa al sonido mixolidio propio de los acordes, y se identifica con él al instante el sonido de ellas.

 

La pentatónica en el blues

Se utilizan principalmente dos escalas pentatónicas para improvisar sobre el blues: la pentatónica mayor de blues y la pentatónica menor de blues. Se diferencian de las escalas pentatónica mayor y pentatónica menor originales en el uso añadido de las blue notes.

Aquí ejemplos de la pentatónica mayor de do y la pentatónica menor de la (que no es más que una transposición de la primera, comenzada desde su quinta nota).

blues
Pentatónica mayor de do
blues
Pentatónica menor de la

Las blue notes (notas azules en inglés o notas tristes, ya que el concepto de blue se identifica también con la tristeza, to be blue) son notas añadidas a la escala pentatónica, que surgieron probablemente de el uso vocal de ella como modulaciones cromáticas naturales de la voz.

Son para la pentatónica menor la b5 y la b3 para la pentatónica mayor.

Podemos observar que ambas son la misma traspuesta a cada una de las escalas.

En el caso de la pentatónica de do mayor, la blue note añadida es entonces Eb.

Para la pentatónica menor de la es también Eb, pero supone su b5 en vez de su b3.

 

El compás en el blues

El blues generalmente está en compás de 4/4, pero se ha escrito en todos los compases en mayor o menor medida.

Cuando el tempo es lento, es muy típico interpretar y escribir blues en compás de 12/8.

El 6/8 y su cadencia de compás binario han sido también motivo de blues, como en el famoso All Blues de Miles Davis, que puedes encontrar entre los ejemplos, en el último apartado de este artículo.

 

El blues en el terreno del jazz

El jazz enriqueció la armonía estándar del blues tradicional adaptándola a los cambios armónicos típicos del género a lo largo de la segunda mitad del S XX.

Cuando se toca un blues en el terreno del jazz se habla de una estructura con las características básicas descritas anteriormente, pero con ciertas incorporaciones armónicas y de uso en la improvisación.

El jazz-blues pues así podemos llamar a la interpretación del blues en el género jazzístico, incorpora el uso extensivo de la progresión II – V en la forma y el añadido de escalas diferentes a la pentatónica para la improvisación.

 

Nuevos acordes en el jazz-blues

La estructura armónica en este caso tiene múltiples variantes pero podemos tomar la siguiente como estándar. Está escrita en para un blues con tónica en do, pero es transportable a todas las tonalidades, naturalmente. Después analizaré las nuevas incorporaciones armónicas.

C7F7C7G-7 C7
F7F#°7C7/GE-7b5 A7
D-7G7C7 A7D-7 G7
Estructura armónica básica en C.

 

La nueva progresión de jazz-blues mantiene los acordes básicos I7, IV7 y V7 en sus lugares originales que antes comentaba, pero incorpora los siguientes cambios:

El segundo compás acude al IV7.

Hay un II-V del cuarto grado en el cuarto compás, precediendo la llegada de éste en el quinto.

Se emplea un acorde disminuido de paso en el compás 6 para crear un movimiento cromático en el bajo entre los compases 5, 6 y 7. Además la vuelta a la tónica en el compás 7 se realiza con el acorde invertido para ese mismo propósito.

Se añade otro II – V en el compás 8, precediendo el acorde II-7 del compás 9.

El V7 original del compás 9 se sustituye por la progresión II – V que lo incluye.

Los últimos dos compases emplean un típico turnarround con el uso del dominante secundario del segundo grado.

 

Ejemplos de blues

Desde el blues originario hasta el que se toca en un contexto de jazz moderno nuestros días la evolución ha sido enorme. A continuación dejo varios ejemplos con fechas que espero muestren el proceso a lo largo de casi un siglo de música.

WC Handy – St. Louis Blues (1914)

Los orígenes. Se observa como la progresión armónica ya está presente en una de las partes de la composición.

Bessie Smith – St. Louis Blues (1929)

Bessie Smith fue una de las cantantes más reconocidas en el género en los años 20 y 30s.

Robert Johnson – Love in vain (1937)

Uno de los grandes pioneros de la guitarra blues, desarrolló su propio estilo de gran influencia posterior.

Charlie Parker – Billie´s Bounce (1945)

La llegada del género al jazz y un ejemplo de la progresión de acordes con la incorporación de los nuevos cambios.

Muddy Waters – Mannish Boy (1955)

Miles Davis – All Blues (1959)

Ejemplo de blues en compás de 6/8, con el avance de la mezcla de ambos géneros y la inclusión de un sustituto tritonal característico hacia el final de la estructura armónica.

John Lee Hooker – Boom boom (1962)

 

BB King – Lucille (1968).

Compartir esta entrada